Home

Imagen

En un primer momento cuando en una librería especializada cayó este álbum entre mis manos, me surgió la siguiente pregunta; ¿Quién es Sánchez Zamora? Se hallaba tras un cartelito con el nombre de Josep María Beá, uno de nuestros genios del noveno arte, junto a otros de sus trabajos más conocidos y bajo la sección de autores españoles. Ni el estilo gráfico ni la temática me parecieron las propias de este autor, hasta que leyendo el comentario de la contra-portada comprendí… Sí, efectivamente se trata de Josep María Beá.

Por mera curiosidad o coleccionismo adquirí todos los ejemplares que encontré del susodicho “Sánchez Zamora” y debo reconocer que acerté pues ha supuesto para mí una lectura sorprendente. Cito este álbum “Once nombres”, como podría citar “El estado de Joey” o “Mediterráneo”, pero éste me ha parecido un gran ejemplo de la transformación total de un autor al que consideraba “de fantasía surrealista” en un autor “underground costumbrista”. Aquí es donde radica ese comprensible cambio de nombre o de “alias”.

Beá publico entre 1982 y 1985 como Sánchez Zamora en la revista “Rambla”, dirección de la cual formaba parte junto a otros autores como Luís García. Estas historietas fueron recogidas en álbumes en 1985 por la editorial “Interimagen”, como es el caso de la edición que citamos en este artículo.

“Once nombres” alberga once historias cortas e independientes respectivamente, de once personajes distintos, englobando una temática común: la sexualidad en la sociedad urbana.  Una sexualidad en la que, por ende, encontraremos exhibicionismo, hipocresía, celos, prostitución, transformismo, adulterio, violencia e incluso romanticismo. Un cocktail explosivo narrado con una sobredosis de cinismo propio de un autor crítico y costumbrista.

Beá o mejor dicho Zamora, exhibe un excelente dominio de la narrativa gráfica. Ilustra a modo natural unos fabulosos relatos callejeros, que inevitablemente esbozan en nuestro rostro una sonrisa de complicidad, reconociendo en estos once personajes a algunos conocidos que rodean nuestra realidad cotidiana.

Una obra poco conocida y recomendada para cualquier amante del cómic adulto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s