Home

Escanear 9

 

 

Nunca me he considerado especialmente seguidor del italiano Lorenzo Mattotti, es uno de esos autores extraños cuyas obras nunca me llaman la atención, pero aprovechando una oferta me lancé a comprar tres de sus álbumes publicados por Glénat en España. Sin duda cuando compras una obra de la que no estás muy seguro, su lectura se convierte en un apasionantes reto del que se puede salir escarmentado. Afortunadamente con Doctor Jekyll y Mr. Hyde puedo asegurar que acerté de lleno.

Soy ferviente seguidor de la novela gótica, muy especialmente de los autores que proliferaron a lo largo del siglo XIX y hasta los inicios del siglo XX. Dicho esto es fácil deducir que ya había leído anteriormente la obra original de Robert Louis Stevenson y cabe decir que fue para mí una lectura sensacional. Cuando se trata de la adaptación de un clásico al cómic es difícil lograr un buen resultado, puesto que si se es demasiado estricto se puede caer en una de aquellas “Joyas literarias juveniles” de Bruguera, que sin ser malas, son terriblemente insulsas, pero cuando se aleja demasiado del original se puede provocar la cólera de los lectores.

El camino de la adaptación escogido por el artista Lorenzo Mattotti y el guionista Jerry Kramsky es para mí el mejor de los posibles. Los alegres lápices de colores que nos suele mostrar Mattotti se tornan en esta obra en negras siluetas y paisajes rojizos creando en el conjunto una atmósfera íntima e infernal a la vez. Los encuadres y sombras expresionistas (heredados del cine de Fritz Lang), así como un lenguaje y una narración ágil y directa nos mostrarán el verdadero retrato de Jekyll y Hyde al desnudo, como nunca antes lo habíamos visto.

Con tres líneas de viñetas por página, esta es una de esas obras que se leen fácilmente en una tarde y que nos dejan un excelente sabor. Es como si esta versión fuera la más comprensible por ser al mismo tiempo la más cruda y la que posee la atmósfera ideal para este relato. La dedicatoria inical al maestro Aberto Breccia, no deja de ser una pista de lo que nos encontraremos. No es de extrañar que lograra el premio Eisner en 2003, pues “Doctor Jekyll y Mr. Hyde” es para mi la obra maestra de Lorenzo Mattotti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s